01 December 2004

Introducción a la obra submarina.


Mi infancia transcurrió entre las calles de la urbana Las Palmas de G.C. hasta mi desplazamiento a la isla de Lanzarote, contraste contextual que determina mi creación pictórica de forma determinante.

La obra aprisiona para sí imágenes contenidas en nuestra vida diaria, en la que la presencia del mar adquiere un papel vertebral, por donde desfilamos nuestras anatomías imperfectas según cánones de unos pocos, pero que nos afectan de forma universal. Pareciera que en esos límites costeros nos animamos a desfilar nuestra identidad más real y, desprotegidos ya de atuendos categorizantes, nos compartimos en un océano en el cual se evidencia la procedencia común y nos ayuda a disfrutar de nosotros tal cual somos, lejos de referencias publicistas que “adelgazan” nuestras miras.

En mis trabajos actuales paseamos ingrávidamente, filtrándose en nosotros la inmensidad y belleza de este Atlántico que nos circunda, mientras se diluye su conflictivo papel de vertedero insular, en un utópico intento de mantener en la eternidad la pureza y transparencia de sus aguas para futuras generaciones que quizás no lleguen a tiempo.

No comments: